Rodaje y curiosidades de Spaceballs, La loca historia de las galaxias

La loca historia de las galaxias (Spaceballs por su título original) es una comedia estrenada en 1987, dirigida y producida por Mel Brooks, quien además participó también en el guión e interpreta dos papeles en el film.

Curiosidades de Spaceballs, La loca historia de las galaxiasPlanteada como una parodia de "La Guerra de las Galaxias" (1977), la película tiene como protagonistas principales a Bill Pullman en el papel de Lone Starr (Han Solo), John Candy como Vómito Barf (Chewbacca), Daphne Zuniga como la princesa Vespa (Princesa Leia), Rick Moranis interpretando a Lord Casco Oscuro (Darth Vader) y Mel Brooks en los papeles del maestro Yogurt (Yoda) y el presidente Skroob (Emperador Palpatine).

Tras huir de su boda con el aburrido príncipe Valium, la princesa Vespa consigue escapar en su nave Mercedes acompañada de su robot Dot Matrix (C-3PO). Sin embargo es secuestrada por Lord Casco Oscuro, quien por órdenes del presidente del planeta Spaceball intenta robar la atmósfera del vecino Druidia y usará a la princesa como chantaje. El rey Roland de Druidia (Dick Van Patten) llama al héroe Lone Starr para su rescate y éste acepta el trabajo debido a la deuda que tiene con Pizza el Hutt (Dom DeLuise), comenzando así su aventura.

Con un presupuesto de 22 millones de dólares, la película La loca historia de las galaxias obtuvo un discreto resultado en cines y recibió críticas dividas por parte de la prensa. Sin embargo el film se popularizó durante los siguientes años en el mercado doméstico, convirtiéndose con el tiempo en una película de culto.

Rodaje y curiosidades de La loca historia de las galaxias

El cineasta Mel Brooks ya había realizado anteriormente una película parodia sobre los westerns con "Sillas de montar calientes" (1974) y sobre el cine de terror con "El jovencito Frankenstein" (1974), por lo que a mediados de los 80 decidió hacer Spaceballs para burlarse también de las películas espaciales, si bien quería que su parodia fuera en este caso lo más cercana posible a la película original.

Mel Brooks con Rick Moranis y Bill Pullman en el rodaje de SpaceballsSu implicación en el proyecto fue total, ya que ejerció de director, productor y actor. También escribió el guión junto a los guionistas Ronny Graham y Thomas Meehan, tardando seis meses en completarlo.

El título original de la película iba a ser "Planet Moron", sin embargo descubrieron que poco antes se había estrenado la comedia británica "Morons from Outer Space" (1985), por lo que tuvieron que buscar un nuevo título para el film y se les ocurrió de la forma más inesperada.

Al parecer Mel Brooks, Ronny Graham y Thomas Meehan se encontraban reunidos buscando todas las combinaciones posibles con la palabra "Espacio" que pudieran utilizar para el título, cuando a Brooks derramó de repente un trago de su bebida y exclamó "Balls!". Rápidamente Ronnie Graham dijo "¡Spaceballs!", estableciéndose como el título definitivo para la película. De paso se les ocurrió también la idea de que los villanos, los Spaceballs, usarían cascos con forma de bola.

Para el papel protagonista de Lone Starr (una parodia de Han Solo y Luke Skywalker), el director intentó convencer, sin éxito, a grandes estrellas de Hollywood como Tom Cruise y Tom Hanks. Pero consiguió para otros papeles principales a dos exitosos cómicos de la época como John Candy y Rick Moranis, por lo que finalmente decidió elegir a un actor desconocido para el papel de héroe.

Mel Brooks y su esposa Anne Bancroft se encontraban en una obra de teatro cuando les llamó la atención el actor protagonista, Bill Pullman. El cineasta pensó que encajaría a la perfección en el papel de Lone Starr y decidió contratarlo.

El merchandising de SpaceballsAntes de que comenzara la producción y dar su permiso para parodiar el universo de Star Wars, el propio George Lucas tuvo la oportunidad de leer el guión. Le gustó tanto y le pareció tan divertido que puso a su compañía de efectos especiales, Industrial Light & Magic, a disposición de Mel Brooks para ayudarle a hacer la película. La única condición que se puso es que no se realizara ninguna figura de merchandising sobre Spaceballs.

Mel Brooks lo cumplió y añadió de paso una escena en la película bromeando sobre ello, donde promociona camisetas, lanzallamas, papel higiénico, cereales y todo tipo de productos sobre Spaceballs. En el caso de los cereales de Spaceballs por fortuna no se llegaron a comercializar nunca, ya que según reza la caja, contienen "100% de azúcar".

En todo caso, la colaboración de George Lucas fue incluso más allá de lo esperado. La secuencia de lanzamiento de la cápsula de escape es en realidad una escena original no utilizada en la película "Star Wars: Episodio IV - Una nueva esperanza" (1977) que la propia Lucasfilm proporcionó a Mel Brooks.

El rodaje de La loca historia de las galaxias comenzó oficialmente el 28 de octubre de 1986, alargándose hasta febrero de 1987. Entre las localizaciones donde se filmó la película se encuentran localidades como Yuma (Arizona); San Diego y Los Ángeles en California; o los estudios de la Metro-Goldwyn-Mayer en Culver City (California), donde se rodaron escenas interiores como el templo de Yogurt o el centro de mando de la nave Spaceball One.

La loca historia de las galaxias detrás de las cámaras
La escena del castillo del planeta Druidia se filmó en el famoso castillo de Neuschwanstein del rey Luis II de Baviera (Alemania), realizando algunas modificaciones menores en la decoración para el film. Un castillo que es considerado la inspiración original para el cinematográfico castillo de Walt Disney.

Aunque se trata principalmente de una parodia de Star Wars, la película cuenta también con numerosos guiños a otros populares films como "El mago de Oz" (1939), la saga Star Trek, "El Planeta de los simios" (1968), "Lawrence de Arabia" (1962), "El puente sobre el río Kwai" (1957), la saga Alien, "2001: Una odisea del espacio" (1968) o "Rambo: Acorralado" (1982).

También podemos encontrar en el film algunos curiosos cameos y varios Huevos de Pascua. Si nos fijamos en el aparcamiento del restaurante espacial "Space Diner", podemos ver estacionado junto a otras naves espaciales al Halcón Milenario original de la saga Star Wars. Poco después en el interior del restaurante, vemos al actor John Hurt haciendo un cameo y parodiándose a sí mismo en una de las escenas más conocidas de "Alien: el octavo pasajero" (1979).

El rodaje de La loca historia de las galaxias - SpaceballsLa escena en la que la Mega Maid (la Mega Chupa) absorbe la atmósfera de la montaña en el planeta Druidia es en realidad una parodia del logotipo de Paramount Studios.

Como no podía ser de otra forma en una película de este tipo, el buen humor fue la tónica general durante el rodaje, con algunas escenas que directamente no se encontraban en el guión y se añadieron sobre la marcha. La secuencia en la que Lord Casco Oscuro (Dark Helmet) está jugando con sus muñecos se le ocurrió uno de los días de rodaje a Mel Brooks. El director se lo comentó a Rick Moranis y éste improvisó toda la escena.

También casi una improvisación fue la participación del actor Michael Winslow, muy conocido por hacer efectos de sonido con su voz en la saga "Loca academia de policía". Fue el propio actor quien realizó todos los efectos de sonido en las secuencias en las que aparece.

Quien probablemente lo pasó peor fue el propio Mel Brooks interpretando al personaje de Yogurt, debido a que el maquillaje de color dorado le provocaba sarpullidos en la cara y el cuello, y sus rodillas le dolían constantemente ya que tenía que caminar de rodillas. Como curiosidad, el otro personaje que interpreta, el presidente Skroob, el nombre es simplemente un anagrama de su apellido.

Maquillando a John Candy para el papel de Vomito BarfTampoco fue especialmente sencillo el rodaje para el personaje de Vómito Barf, interpretado por John Candy. El disfraz era manejado por tres personas, con el propio John Candy operando la cola de Barf mediante un control oculto en su pata, mientras que otros dos asistentes controlaban cada uno una oreja. El traje llevaba además en la espalda una batería de varios kilos de peso para hacer funcionar los animatronics.

La idea original era que el disfraz de Vómito Barf tuviera una máscara de perro, sin embargo Mel Brooks se negó alegando que para tapar totalmente la cara de John Candy podían haber contratado a cualquier otro actor desconocido y mucho más barato.

En el caso del robot Dot Matrix (cuyo nombre se inspiró en una antigua impresora de los años 70), se construyeron en total seis trajes para la actriz Lorene Yarnell Jansson. Acabó usando todos ellos debido a que se acabaron rompiendo durante la filmación uno tras otro. Para el personaje de Vinnie, el compañero de Pizza el Hutt, su aspecto metálico se realizó exclusivamente con maquillaje, sin utilizar ninguna prótesis adicional.

La banda sonora de la película fue obra de John Morris, un colaborador habitual en las películas de Mel Brooks. Junto a los temas compuestos específicamente para el film, en el álbum de la banda sonora se incluyeron también varios clásicos del Rock como "Good Enough" de Van Halen, "Wanna Be Loved by You" de Ladyfire, "Highway Star" de Deep Purple, "Bohemian Rhapsody" de Queen o "Raise Your Hands" de Bon Jovi.

Póster secuela Spaceballs 2 - The Search for More MoneyCon un coste final de 22,7 millones de dólares, la película La loca historia de las galaxias se estrenó en cines el 24 de junio de 1987. Su recaudación en la taquilla estadounidense apenas llegó a los 38 millones de dólares, por lo que el film no llegó a ser el éxito comercial que se esperaba.

Las críticas tampoco fueron especialmente positivas tras su estreno, sin embargo su éxito le llegó poco después con el mercado doméstico, siendo lanzada por primera vez en VHS y LaserDisc en febrero de 1988. Convertida con el tiempo en una película de culto, posteriormente se volvería a relanzar varias veces, incluyendo años después formatos como el DVD y Blu-ray.

Durante años se ha especulado con una posible secuela del film. En 2013 el actor Rick Moranis llegó a afirmar que estaba en contacto con Mel Brooks para comenzar a rodar una secuela que llevaría el título "Spaceballs III: The Search for Spaceballs II", sin embargo el proyecto nunca salió adelante.

Dos años después, en 2015, se llegó a rumorear que Mel Brooks finalmente iba a comenzar el proyecto de una secuela que contaría con Bill Pullman, Daphne Zunig y el regreso de Rick Moranis, quien dejó de actuar en 2006. Se llegó incluso a publicar que el título de la película sería "Spaceballs 2: The Search for More Money" y probablemente sería una parodia del film "Star Wars: Episodio VII - El despertar de la fuerza" (2015), pero tampoco salió adelante y el proyecto quedó parado.

Como última curiosidad, un buen ejemplo del impacto de La loca historia de las galaxias en la cultura popular lo encontramos en la conocida compañía Tesla. Como homenaje al film, Tesla Motors ha utilizado las velocidades de la nave espacial de Spaceballs (velocidad de la luz, velocidad ridícula y velocidad absurda) como inspiración para nombrar algunos de sus modos de aceleración.

Póster película Spaceballs - La loca historia de las galaxias

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Películas de culto