Arnold Schwarzenegger entrenando con el sensei Kiyoshi Yamazaki para Conan el Bárbaro

Arnold Schwarzenegger se convertiría en unos de los héroes de acción más conocidos del cine durante la década de los 80 y los 90. Sin embargo, cuando se filmó la película "Conan el Bárbaro" (1982), el actor aún estaba dando sus primeros pasos en Hollywood y sus conocimientos sobre el uso de la espada en un combate eran más bien escasos.

Para llevar un personaje como Conan a la gran pantalla, mostrar un excelente dominio de la espada era una parte fundamental del film, así que se contrató a Kiyoshi Yamazaki, un maestro en diversas artes marciales que participó además como asesor en la película.

Kiyoshi ejerció como sensei de Arnold Schwarzenegger instruyéndole en el uso de espadas tanto en la primera película de Conan, como en posteriores films protagonizados por Schwarzenegger como "Conan el destructor" (1984) o "Red Sonja" (1985). Al entrenamiento durante el rodaje de Conan el Bárbaro se unió también la actriz Sandahl Bergman, ya que su personaje en el film, Valeria, también tienen varias escenas de lucha con espadas durante el metraje. 

El instructor japonés lo podemos ver también brevemente en el film y gracias a su gran trabajo se hizo muy conocido en Hollywood, participando también en otras películas como "Dune" (1984) o "Dragonheart" (1996). 

Aunque por desgracia no existen apenas imágenes de estos entrenamientos, aquí puedes ver algunas curiosas fotografías de Arnold Schwarzenegger y Sandahl Bergman entrenando la lucha con espadas con el sensei Kiyoshi Yamakazi para la película Conan el Bárbaro. 

Fotografías de Arnold Schwarzenegger con el sensei Kiyoshi Yamazaki entrenando para Conan el bárbaro

Fotografías de Arnold Schwarzenegger con el sensei Kiyoshi Yamazaki entrenando para Conan el bárbaro

Arnold Schwarzenegger y Sandahl Bergman entrenando para Conan el bárbaro

Kiyoshi Yamazaki en Conan el bárbaro

Fotografías de Arnold Schwarzenegger con el sensei Kiyoshi Yamazaki entrenando para Conan el bárbaro

La colaboración de Dalí con Hitchcock en la película Spellbound (Recuerda)

Estrenada en 1945 y protagonizada por Ingrid Bergman y Gregory Peck, la película Recuerda (Spellbound) es uno de los thrillers más conocidos del director Alfred Hitchcock. Un film que además de obtener muy buenas críticas y un buen éxito en taquilla fue nominado a seis premios Oscar, ganando la estatuilla por la Mejor música. 

Una de las secuencias más conocidas de la película es la escena onírica que sirve para dar sentido al desenlace final del film, donde el psicoanálisis tiene un gran peso en el argumento. 

Como un gran admirador de Salvador Dalí y convencido de que el artista español era quien mejor entendía y podía representar las imágenes de los sueños, el cineasta pidió expresamente la contratación del artista para crear los surrealistas decorados de esta secuencia. Una decisión que no gustó en absoluto al productor David O. Selznick, preocupado porque esta colaboración de Dalí disparara los gastos. 

Finalmente Dalí, que por aquella época vivía en Estados Unidos, diseñó varios decorados para la escena onírica de Spellbound con su característico estilo surrealista, aunque el resultado final que se vio en pantalla no acabó convenciendo ni a Hitchcock ni al propio Dalí. 

El motivo fue que el productor David O. Selznick recortó gran parte de la secuencia en el metraje final porque le parecía demasiado larga y complicada. De los veinte minutos originales que duraba la escena concebida por Dalí y Hitchcock, únicamente aparecen dos minutos en la película. El resto del metraje cortado se considera actualmente perdido y únicamente han sobrevivido algunas imágenes de producción que se conservan en los archivos Selznick.

Fuera quedaron algunas ideas que Dalí planteó a Hitchcock para la secuencia y que no se llegaron a rodar. Una de ellas era que durante la escena se rompiera una de las estatuas surgiendo de ella un montón de hormigas que cubrirían a Ingrid Bergman. La respuesta de Hitchcock cuando el artista le comentó la idea fue contundente: "¡No, no puedes esparcir hormigas vivas sobre Ingrid Bergman!".

Aquí puedes ver varias fotografías de los decorados pintados por Dalí para la película Spellbound y al artista junto a Hitchcock y los actores principales durante el rodaje del film:


Decorados de Salvador Dalí para la película Spellbound de Alfred Hitchcock

Decorados de Salvador Dalí para la película Spellbound de Alfred Hitchcock

Decorados de Salvador Dalí para la película Spellbound de Alfred Hitchcock

Decorados de Salvador Dalí para la película Spellbound de Alfred Hitchcock

Decorados de Salvador Dalí para la película Spellbound de Alfred Hitchcock

Decorados de Salvador Dalí para la película Spellbound de Alfred Hitchcock

Salvador Dalí con la actriz Ingrid Bergman

Gregory Peck, Ingrid Bergman y Salvador Dalí en el rodaje de Spellbound

Salvador Dalí junto a Alfred Hitchcock



La secuencia onírica de Spellbound: 

El sencillo truco de la película "El mago de Oz" (1939) que pasaste por alto

Estrenada en 1939 y ganadora de 2 Oscars, la película "El mago de Oz" (The Wizard of Oz) es uno de esos clásicos atemporales que casi todo el mundo ha visto, aunque curiosamente fue un pequeño fracaso en taquilla y no obtuvo ganancias hasta varios años después con los sucesivos reestrenos que se hicieron. 

Truco rodaje El Mago de OzEl film destacó además por su notable uso del Technicolor, un proceso de cine en color que empezaba a popularizarse en el Hollywood de la época, pero que implicaba unas duras condiciones de filmación para el equipo. 

Estas primeras películas en Technicolor requerían una mayor iluminación y durante el rodaje de El mago de Oz las temperaturas en el estudio superaban en ocasiones los 38 grados de temperatura debido al constante uso de focos muy calientes, con el problema añadido que suponía esta situación para el maquillaje.

Para mostrar el uso del Technicolor en todo su esplendor, una de las escenas más conocidas de la película es cuando Dorothy abre una puerta, pasando de una habitación de color sepia y tonos marrones al mágico y colorido mundo de Oz

Esta escena se filmó en una sola toma y para ello se utilizó un sencillo truco que seguramente pasaste por alto cuando viste la película. La Dorothy que abre la puerta de la habitación es en realidad un extra vestido con el mismo disfraz pero pintado de color marrón. 

Tras abrir la puerta, el extra va desapareciendo de la escena mientras la cámara se centra en el colorido paisaje de Oz. Inmediatamente aparece Dorothy a todo color, esta vez ya la actriz Judy Garland, atravesando la puerta para comenzar su aventura. Aquí puedes ver la secuencia completa: 

Películas de culto