Escándalos, polémicas y momentos memorables en la historia de los Premios Óscar

La ceremonia anual de entrega de Premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMPAS), conocida popularmente como "los Óscar", es uno de los eventos más importantes en la industria del cine, seguido en todo el mundo cada año por millones de espectadores.

Desde los primeros premios Óscar que se celebraron el 16 de mayo de 1929 en el Hollywood Roosevelt Hotel en Los Ángeles, California, en las sucesivas ceremonias ha sucedido casi de todo al tratarse de una ceremonia en directo.

Además de un buen número de anécdotas y curiosidades en la historia de los Óscar, en el escenario de la gala se han vivido también momentos memorables, situaciones embarazosas, y unos cuantos escándalos.

Un corredor desnudo cruza el escenario de los Óscar

Durante la gala de 1974 se producía quizás uno de los momentos más divertidos e inesperados de la historia de los Óscar. Justo cuando el actor David Niven acababa de presentar a Elizabeth Taylor, cruzó el escenario corriendo desnudo Robert Opel, un conocido artista estadounidense. Curiosamente Opel no fue arrestado ni expulsado de la ceremonia e incluso dio posteriormente una conferencia de prensa donde comentó: "La gente no debería avergonzarse de estar desnuda en público. Además, es una gran forma de iniciar una carrera".

Robert Opel desnudo en los Óscar de 1974



La polémica actuación de Rob Lowe y Blancanieves

Quizás el momento más bochornoso que se recuerda en la historia de los Óscar sucedió en la gala de 1986. Rob Lowe subió al escenario junto a "Blancanieves" (caracterizada por la actriz Eileen Bowman) para interpretar un número de "Proud Mary" que resultó tan ridículo y fuera de lugar que es recordado como uno los momentos más vergonzosos de la ceremonia.

El programa de ese año fue demandado por Disney y por 17 celebridades, entre las que se incluían Paul Newman, Gregory Peck, Billy Wilder y por supuesto Julie Andrews, quien interpretó a "Mary Poppins" y era parodiada con bastante poco gusto. Todos escribieron una carta en la que calificaron la presentación como "una vergüenza para la Academia y para toda la industria de la imagen". Las consecuencias fueron incluso más allá. El productor Allan Carr, responsable de la película "Grease" se convirtió en un paria de Hollywood y nunca volvió a trabajar.

Vídeo de la polémica y criticada actuación: Rob Lowe and Snow White's Disastrous Oscar Opening

Rob Lowe y Blancanieves - Proud Mary



Dudley Nichols rechaza su premio

Durante la ceremonia de los premios Óscar de 1936, la quinta ceremonia por entonces, se produjo un hecho inédito. El guionista Dudley Nichols rechazó el premio que ganó por la película "El delator" (The Informer). El "Screen Writers Guild" (gremio de guionistas) era una novedad en Hollywood y los estudios intentaban evitar la sindicalización. Para promover su causa, se pidió a los miembros del gremio que boicotearan la ceremonia. Mientras que la mayoría de las estrellas aparecieron en la ceremonia de esa noche, Nichols se mantuvo firme, apoyó el boicot y se saltó la ceremonia rechazando su premio.

Dudley Nichols a la derecha de la imagen



Hattie McDaniel se convierte en la primera persona negra en ganar un Óscar

Las estatuillas se habían estado repartiendo desde 1929, pero no sería hasta la ceremonia de 1940 cuando la primera persona negra ganaría un Óscar. La actriz Hattie McDaniel se llevó a casa el premio por la mejor actriz de reparto por su trabajo en "Lo que el viento se llevó" (Gone with the Wind), aunque curiosamente siguió sufriendo la segregación racial de la época. McDaniel tuvo que sentarse separada del resto del elenco del film, en la parte posterior del lugar. Pasarían 51 años más hasta que la siguiente mujer afroamericana ganara un Óscar, Whoopi Goldberg por la película "Ghost".

Hattie McDaniel recibiendo su Óscar



Barbra Streisand y Katharine Hepburn empatan por el premio a la mejor actriz

Que se produzcan un empate por un premio de la Academia es algo increíblemente raro. Una de las pocas ocasiones en las que ha sucedido, fue en los Óscar de 1969, cuando Barbra Streisand y Katharine Hepburn ganaron ambas el Óscar a la mejor actriz.

La presentadora Ingrid Bergman mostró su cara de sorpresa cuando abrió el sobre, aunque la situación se hizo algo menos incómoda debido a que Katharine Hepburn, ganadora por "El león en invierno" (The Lion in Winter), y como era su costumbre, no acudió a la gala. La actriz Barbra Streisand pudo disfrutar su momento de gloria en solitario al obtener su estatuilla por "Una chica divertida" (Funny Girl).

Barbra Streisand con su Óscar a la mejor actriz



Sidney Poitier gana el Oscar al mejor actor

En 1964 Sidney Poitier se convirtió en el primer actor negro en ganar el premio Óscar al mejor actor por la película "Los lirios del valle" (Lilies of the Field). No lo tenía fácil, ya que compitió en las nominaciones con las actuaciones de Rex Harrison en la película "Cleopatra" y Paul Newman por "Hud".

Cuando en la entrega de premios Anne Bancroft le dio un beso en la mejilla a Poitier mientras le entregaba la estatuilla, hubo cierta polémica posterior por parte del sector más conservador (y racista) del país. Pasarían otros 38 años antes de que otro hombre negro ganara el premio al Mejor Actor, Denzel Washington en 2001 por "Training Day".

Sidney Poitier con su estatuilla



George C. Scott se niega a recoger su Oscar

Otro de los momentos embarazosos de la gala de los Óscar se producía en 1970. George C. Scott le dijo a la Academia que no iba a asistir a la entrega de premios porque, según declaró, "Las ceremonias son un desfile de carne de dos horas, una exhibición pública con suspense ideado por razones económicas".

Sin embargo, Scott no pudo evitar ser nominado, y tampoco pudo evitar que fuera premiado por su trabajo en "Patton". Ganó el Óscar como mejor actor, pero cuando se dijo su nombre se produjo un momento embarazoso con la presentadora Goldie Hawn exclamando "Oh, Dios mío". Finalmente, el productor de Patton, Frank McCarthy, aceptó el premio en su lugar.

Goldie Hawn entregando el Óscar al film Patton



Sacheen Littlefeather rechaza un Oscar en nombre de Marlon Brando

En la ceremonia de 1973, Marlon Brando fue galardonado como mejor actor por su papel en "El Padrino" (The Godfather​). En lugar de aparecer el actor a recoger su premio, subió al escenario la actriz y activista nativa estadounidense Sacheen Littlefeather ante la atónita mirada de los asistentes que no sabían lo que estaba sucediendo.

Sacheen Littlefeather tomó la palabra y dijo "Represento a Marlon Brando esta noche, y me ha pedido que les diga que lamentablemente no puede aceptar este premio. Las razones de esto es el tratamiento de los indios americanos hoy en día por el industria del cine". Su discurso fue recibido con una mezcla de abucheos y aplausos.

Sacheen Littlefeather en los Oscars de 1973



Jack Palance haciendo flexiones en el escenario

Cuando Jack Palance ganó en 1992 el Oscar al mejor actor de reparto por su papel en "Perdidos en el oeste" (City Slickers), aprovechó la oportunidad para llamar la atención sobre la discriminación por edad en Hollywood. Dijo que los directores siempre dudaban en elegir hombres de su edad, ya que no estaban seguros de lo que podían o no podían hacer. Para demostrar que era capaz de casi cualquier cosa, se subió al escenario e hizo una serie de flexiones en directo.

Jack Palance haciendo flexiones en el escenario



Susan Sarandon, Tim Robbins y Richard Gere prohibidos en la ceremonia

Susan Sarandon, Tim Robbins y Richard Gere utilizaron su tiempo en el escenario de los Oscar en la gala de 1993 para hablar sobre diversas causas políticas y sociales. Sarandon y Robbins hablaron sobre el tratamiento de los haitianos seropositivos, mientras que Richard Gere denunció la invasión de China al Tíbet. El alboroto por la politización de los Premios de la Academia provocó que los tres fueran prohibidos de por vida en el programa. Sin embargo, esa prohibición se acabó levantando cuando Sarandon ganó la estatuilla como la mejor actriz en 1996 por "Pena de muerte" (Dead Man Walking), y posteriormente el Óscar de Robbins como mejor actor de reparto en 2004 por "Mystic River".

Susan Sarandon y Tim Robbins en la gala de 1993



Roberto Benigni subiéndose a las sillas

El actor y director italiano Roberto Benigni se llevó a su casa el premio a la mejor película de habla no inglesa en 1999 por su trabajo en la desgarradora "La vida es bella" (Life Is Beautiful). Benigni estaba tan emocionado cuando Sophia Loren lo anunció como el ganador que, ayudado por Steven Spielberg, se acabó subiendo a su butaca en la gala agitando las manos de alegría y llegó hasta el escenario por el pasillo dando brincos.

Roberto Benigni subido en las butacas de los Oscar



Adrien Brody besa a Halle Berry

Adrien Brody sabe como nadie cómo aprovechar el momento y cuando ganó el premio al mejor actor por "El pianista" The Pianist en 2003, agarró su estatuilla dorada y de paso a la presentadora del premio. Dio un apasionado beso a la desprevenida Halle Berry, que aparentemente solo intentaba hacer su trabajo aunque parece que estuvo bastante de acuerdo con el gesto. A la actriz debía durarle la alegría con la Academia, ya que el año anterior había sido galardonado con el Óscar a la mejor actriz, siendo la primera mujer afroamericana en lograrlo.

El beso de Adrien Brody y Halle Berry



La caída de Jennifer Lawrence

En su camino para aceptar el premio a la mejor actriz de 2013 por su papel de "El lado bueno de las cosas" (Silver Linings Playbook), Jennifer Lawrence tropezó con su vestido al subir las escaleras. Afortunadamente, Hugh Jackman estaba allí para ayudarla a ponerse de pie, y Lawrence subió al escenario de buen humor. El tropiezo de la actriz le valió una improvisada ovación del público puesto en pie, a lo que respondió en su discurso de aceptación del premio: "Ustedes están de pie porque se sienten mal por haberme caído".

El tropiezo de Jennifer Lawrence



John Travolta presenta a "Adele Dazeem"

Cuando en la ceremonia de 2014 John Travolta tenía que presentar a Idina Menzel, la voz de Elsa en "Frozen", se notó que el actor no se había preparado demasiado bien sus líneas. El actor dijo: "Por favor, denle la bienvenida a la perversamente talentosa y única, Adele Dazeem". La actriz obtuvo su particular venganza al año siguiente, y subió al escenario con su "querido amigo Glom Gazingo", es decir, John Travolta.

John Travolta con Idina Menzel en los Oscar



Moonlight gana el Óscar a la Mejor Película tras un anuncio erróneo

El anuncio del premio a la mejor película es la culminación de la gala de los Óscar y es también habitualmente el momento más emocionante de la noche. En la ceremonia de 2017 superó todas las expectativas. El presentador Warren Beatty anunció al ganador equivocado, "La La Land", tras recibir erróneamente la tarjeta incorrecta, un duplicado de la tarjeta a la mejor actriz que llevaba el nombre de Emma Stone por su actuación en el film.

Cuando el equipo de la película llegó al escenario se corrigió el error y el productor de La La Land, Jordan Horowitz, tomó el micrófono para decir: "Lo siento, hay un error. Ustedes ganaron la mejor película", entregándose finalmente el premio a "Moonlight", en uno de los momentos más confusos que se recuerdan en la historia de los Óscar.

El error de La La Land y Moonlight

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Películas de culto