Rodaje y curiosidades de Zardoz

Zardoz es una película post-apocalíptica de ciencia ficción y fantasía estrenada en 1974, escrita, producida y dirigida por John Boorman. Rodada por completo en Irlanda, el film está protagonizado por Sean Connery (Zed / Zeta) y Charlotte Rampling (Consuella).

Rodaje y curiosidades de Zardoz
La historia de la película se ambienta en un distópico futuro del siglo XXIII. La población de la Tierra se divide en dos razas: Los considerados inmortales, conocidos como los Elegidos o los Eternos (Eternals); y los mortales denominados "Brutales" (Brutals).  

Mientras los Elegidos forman una casta privilegiada que no envejece y vive una vida pacífica en una burbuja llamada "El Vórtex", los Brutales viven dispersos por el páramo y veneran a un dios de piedra llamado Zardoz. Sin embargo, Zed (Zeta) se niega a aceptar esa situación y su lugar entre los oprimidos, por lo que se embarca en una aventura para exponer la devastadora verdad sobre la sociedad corrupta en la que vive.

Esta coproducción irlandesa, británica y estadounidense contó con un discreto presupuesto de 1,5 millones de dólares, y aunque tras su estreno en cines no recibió demasiadas buenas críticas y apenas se pudo recuperar la inversión, es considerada por muchos aficionados a la ciencia ficción y los futuros distópicos como un auténtico clásico de culto de los 70 por su original argumento, su extravagante puesta en escena y sus peculiares personajes. 

Rodaje y curiosidades de Zardoz

El inicio del proyecto para producir la película Zardoz provino de la forma más inesperada, tras la cancelación de otro curioso proyecto que no llegó a ver la luz. El director John Boorman había logrado en 1972 un notable éxito con el film "Deliverance" (Defensa), una película que fue nominada a 3 Premios Oscar y 5 Globos de Oro. 

Gracias a ello, Boorman fue el director elegido por United Artists para realizar una adaptación al cine de "El señor de los Anillos" de J.R.R. Tolkien, pero mientras estaba inmerso ya en el proyecto, los estudios decidieron cancelar la película debido al elevado coste que iba suponer llevar la historia a la gran pantalla. 

El director seguía sin embargo interesado en hacer una película ambientada en un mundo extraño, por lo que comenzó a trabajar en el guion de Zardoz y decidió producir él mismo el film a través de su productora John Boorman Productions (luego consiguió que 20th Century Fox financiara parte del proyecto). Para ayudarle con el guion, trabajó junto al escritor William Stair, un antiguo colaborador desde hacía tiempo. 

John Boorman junto a Charlotte Rampling y Sean Connery en el rodaje de Zardoz
La historia original de Zardoz estaba ambientada cinco años en el futuro y su protagonista era un profesor universitario obsesionado con la desaparición de una joven que vivía en comunas. Boorman visitó algunas comunas para investigar y ambientar mejor la historia, pero poco después cambió totalmente la trama y decidió establecer la historia en un futuro lejano y distópico, cuando la sociedad se había derrumbado. 

El título elegido para el film proviene en realidad de una curiosa reducción de "Wizard of Oz" (El mago de Oz). Simplemente se eliminó las dos primeras letras de la palabra "Wizard" y la preposición, quedando como resultado "Zardoz". 

Con el proyecto en marcha, comenzó el proceso de casting. En abril de 1973 se anunció que la película estaría protagonizada por Burt Reynolds en el papel del personaje principal de Zed (Zeta) y Charlotte Rampling. Poco antes de comenzar el rodaje, Burt Reynolds sufrió una enfermedad que le llevó a tener que retirarse de la producción, y en su lugar se contrató a Sean Connery, un actor que por entonces acababa de dejar la franquicia de James Bond e increíblemente le costaba encontrar nuevos papeles, así que aceptó el papel protagonista en Zardoz. 

Connery aceptó un modesto sueldo de 200.000 dólares por su trabajo en el film y ayudó en todo lo que pudo al director para reducir los costes de producción. Durante las semanas que duró el rodaje, vivió en una casa propiedad de la familia Boorman en el condado de Wicklow y pagaba todas las semanas un alquiler. Además, se desplazaba hasta los sets de filmación en su propio automóvil, rechazando que se le alquilara un coche con chófer para llevarle. 

El rodaje de Zardoz detrás de las cámaras
Para otro de los papeles principales, el personaje de May, se contrató a la actriz británica Sara Kestelman, una actriz muy conocida en el mundo del teatro por sus interpretaciones en obras de Shakespeare, pero que haría su debut en el cine con este film. 

Como curiosidad sobre el casting y un peculiar Huevo de Pascua de la película realmente difícil de detectar, es que en alguna escena se puede ver un cameo del propio director John Boorman, en concreto, hace de un esclavo obligado a trabajar en el campo y que es disparado por Zed. También hacen pequeños cameos sus tres hijas, Daisy, Katrine y Telsche. 

Con el objetivo de ahorrar costes, la mayoría de los extras que participan en la película son nómadas irlandeses (Irish Travellers) del condado de Wicklow, contratados días sueltos para la filmación. 

El rodaje de Zardoz comenzó el 8 de mayo de 1973 y se extendería hasta agosto. La película fue filmada por completo en Irlanda, y casi todas las localizaciones del film se sitúan en el condado de Wicklow. Las escenas interiores se rodaron en los Estudios Ardmore, situados en Bray, también en el condado de Wicklow.  

Al parecer la mayoría de los trajes fueron diseñados por la primera esposa de Boorman, Christel Kruse, si bien en los créditos del film se indica que el vestuario es obra de una Boutique de Dublín. De hecho el vestuario de los personajes, y en especial las ropas de Sean Connery, ha sido tradicionalmente uno de los aspectos más comentados de la película. 

Según se puede ver en los comentarios de la versión en DVD y Blu-ray del film (disponible en Amazon), la idea de Christel para el vestuario de los Brutales era que tenía que representar a unos seres considerados en la película como primitivos o inferiores, por lo que no debería importarle demasiado lo que llevaran puesto, simplemente que fuera cómodo y funcional. 

Sean Connery en el papel de Zed - Zardoz
De esta forma, podemos ver al personaje protagonista de Zed (Zeta), interpretado por Sean Connery, con unas características botas de cuero hasta el muslo, bandoleras cruzadas y unos diminutos pantalones cortos, en una imagen que se ha quedado grabada a fuego en la retina de cualquiera que haya visto la película. 

La desnudez era de hecho una característica importante para algunas escenas, pero las complejas condiciones políticas y culturales de Irlanda en aquella época tuvieron su peso en la producción. No resultó sencillo de conseguir que algunas mujeres se desnudaran o mostrarán los senos en las secuencias correspondientes; y el equipo tuvo numerosos problemas para usar armas durante la filmación, ya que en ese momento estaba vigente en el país una prohibición para importar armas debido a la actividad del IRA. 

En todo caso, el rodaje en Irlanda se terminó en el plazo previsto y, aunque no aparece reflejado en los títulos de crédito, el cineasta Stanley Kubrick ejerció como asesor técnico de la película. 

Otro de los apartados peculiares del film corresponde a la banda sonora. Aunque la historia se ambienta en un distópico futuro lejano a finales del siglo XXIII, John Boorman pensó que en esa sociedad distópica encajaría mejor una música hecha con instrumentos medievales en lugar de unos sonidos futuristas. Contrató a David Munrow para que escribiera la partitura, y la inusual banda sonora de Zardoz está por ello plagada de instrumentos como flautas, campanas y gemscornos (un instrumento similar a las ocarinas), combinados con fragmentos de sinfonías de Beethoven

La película Zardoz se estrenó en los cines de Los Ángeles y Nueva York el 6 de febrero de 1974. Las primeras críticas que recibió el film fueron terribles, principalmente porque los espectadores no entendían bien el confuso mundo que planteaba la película, ni muchas de las alegorías y analogías filosóficas que intentaba plantear Boorman en la historia. De poco había servido la secuencia de introducción que los estudios 20th Century Fox solicitaron que se añadiera para que los espectadores entendieran mejor la historia.

El ídolo de piedra de Zardoz
Como consecuencia, el resultado en taquilla fue un pequeño fracaso comercial. La producción de Zardoz había costado 1,57 millones de dólares, y en la taquilla norteamericana (incluyendo Estados Unidos y Canadá), recaudó 1,8 millones, recuperando a duras penas la inversión. 

Ese mismo año se lanzó una novelización de la historia que, curiosamente, no tuvo una mala acogida entre los lectores (disponible en Amazon), pero el pésimo resultado un taquilla del film hizo que no se lanzará la versión doméstica en VHS hasta 1984. Durante los siguientes años, la película Zardoz cayó prácticamente en el olvido y se convirtió en una película que se pasaba cada cierto tiempo en televisión en horario nocturno. 

Como sucede en ocasiones, el paso del tiempo ha suavizado considerablemente las críticas hacia el film, hasta el punto de que ha adquirido una considerable legión de seguidores (en gran parte gracias a Internet) y es considerada por muchos aficionados a la ciencia ficción como una película de culto

En 2015 se lanzó la versión en Blu-Ray de Zardoz gracias a la popularidad que comenzó a adquirir el film durante los últimos años. Mientras que algunos medios aún mantienen sus bajas puntuaciones y críticas feroces a la película, otros consideran que es una aventura de ciencia ficción excéntrica y provocativa pero de gran ingenio creativo y visualmente impactante. En todo caso, muchas críticas coinciden en que se trata de una película subestimada en su momento, especialmente si se tiene en cuenta el escaso presupuesto con el que contó John Boorman para sacar adelante el proyecto. 

Póster original película Zardoz

1 comentario :

  1. Me fascina esa SCIFI intelectual de la primera mitad de los años setenta que quedó barrida tras el éxito de STAR WARS.

    ResponderEliminar

Películas de culto