Tom Cruise rodando una escena de riesgo sin doble para Misión Imposible: Nación secreta

Misión Imposible: Nación secreta (Mission: Impossible - Rogue Nation) es la quinta entrega de la saga y está protagonizada una vez más por Tom Cruise en el papel del agente especial Ethan Hunt.

Estrenada en 2015 y dirigida por Christopher McQuarrie, la película contó un presupuesto de 150 millones de dólares y es uno de los films más taquilleros en la carrera del actor, recaudando más de 680 millones en los cines de todo el mundo. 

Tom Cruise rodando una escena de riesgo sin doble en Misión ImposibleComo suele ser habitual en la saga de Misión Imposible, durante el metraje podemos ver un buen número de escenas de acción espectaculares protagonizadas por el personaje principal de Ethan Hunt, pero lo más sorprendente de todo es que muchas de ellas no se hicieron por ordenador o mediante el típico fondo verde al que posteriormente se le añaden las imágenes por computadora. 

Tom Cruise es conocido por no utilizar dobles de acción para muchas de sus escenas de riesgo y en Misión Imposible: Nación secreta, también fue el actor quien estuvo detrás de la mayoría de las peligrosas escenas de su personaje. 

El rodaje de Misión Imposible: Nación secreta comenzó en agosto de 2014, filmándose en diversas localizaciones de Marruecos, Viena (Austria) o Malasia. Cuando la producción se trasladó de nuevo a Gran Bretaña, en octubre de 2014 se filmó una de las escenas de acción más peligrosas de rodar en la carrera de Tom Cruise. La secuencia en la que Ethan Hunt acaba agarrándose al exterior de un Airbus Atlas C1 mientras el avión despega. 

Para que el resultado fuera lo más creíble y real posible, Tom Cruise decidió que él mismo haría la escena, sin utilizar ningún doble y sin que se añadieran efectos visuales mediante ordenador (CGI). 

La peligrosa escena se filmó en la base aérea de la RAF en Wittering, situada cerca de la localidad de Stamford. Tras prepararse durante días, finalmente se grabó la escena donde podemos ver a Tom Cruise agarrado al lateral del avión (con ayuda de unas fijaciones) mientras el Airbus despega de la base y alcanza una altura de 1.500 metros. 

Uno de los problemas era conseguir que el actor pudiera mantener los ojos abiertos durante la escena, ya que serían constantemente golpeados por el fuerte viento y algunas partículas de la pista. Para solucionarlo, se diseñó una lente especial que protegiera y cubriera sus globos oculares. 

Se necesitaron en total 8 despegues hasta conseguir la toma perfecta, pero como podemos ver en la película, el resultado es espectacular. Aquí puedes ver varias fotografías detrás de las cámaras sobre cómo se hizo la escena y el rodaje de la secuencia completa:  

Misión Imposible - Nación secreta detrás de las cámaras

Misión Imposible - Nación secreta detrás de las cámaras

Misión Imposible - Nación secreta detrás de las cámaras 3

Misión Imposible - Nación secreta detrás de las cámaras

Misión Imposible - Nación secreta detrás de las cámaras

Misión Imposible - Nación secreta detrás de las cámaras



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Películas de culto