Curiosidades de Cariño, he encogido a los niños

Cariño, he encogido a los niños (Honey, I Shrunk the Kids) es una comedia familiar de ciencia ficción dirigida por Joe Johnston y estrenada por 1989.

Curiosidades de Cariño, he encogido a los niñosEl protagonista principal de la película es Wayne Szalinski, interpretado por Rick Moranis, un inventor que accidentalmente encoge a él y a los hijos de su vecino con su máquina de encogimiento electromagnético y los arroja accidentalmente a la basura. Allí iniciarán su aventura intentando regresar a casa atravesando el jardín trasero, evitando todo tipo de peligros como insectos debido a su reducido tamaño.

El reparto principal lo completan Amy O'Neill (Amy) y Robert Oliveri (Nick) como los hijos del inventor, Marcia Strassman (Diane), la esposa de Wayne, además de Matt Frewer (Russ), Kristine Sutherland (Mae), Thomas Wilson Brown (Russ Jr) y Jared Rushton (Ron Thompson) como los vecinos de la casa de al lado.

La película Cariño, he encogido a los niños fue el debut del director Joe Johnston y se convirtió en un increíble éxito comercial totalmente inesperado. Con un presupuesto de 18 millones de dólares, el film recaudó más de 220 millones en cines tras su estreno en junio de 1989. Recibió además buenas críticas por lo general y dio lugar a un franquicia que incluye dos secuelas, una serie de televisión y varias atracciones en parques temáticos.

Curiosidades de Cariño, he encogido a los niños

Los cineastas Stuart Gordon y Brian Yuzna, quienes ya habían trabajado juntos en películas de terror como "Re-Animator" (1985) o "Dolls" (1987), fueron quienes presentaron el proyecto para el film a Disney. La idea era realizar una película de corte familiar, y para completar el guión se unieron a ellos los escritores Ed Naha y Tom Schulman.

Inicialmente el título de la película iba a ser "Teeny Weenies", basándose en una popular tira cómica del Chicago Tribune llamada "The Teenie Weenies", donde sus protagonistas eran personajes de unos pocos centímetros de tamaño que vivían debajo de un rosal, para los que cualquier objeto cotidiano era gigantesco. Se consideró que era un título demasiado infantil y se cambió por "Grounded" y poco después por "The Big Backyard" (El gran patio trasero).

El rodaje de Cariño, he encogido a los niñosNinguno de los títulos convenció a los productores y finalmente se estableció como título el definitivo "Cariño, he encogido a los niños" (Honey, I Shrunk the Kids) por una línea de diálogo de la película. También se realizaron algunas modificaciones en el guión original. Inicialmente uno de los niños moría en una de las escenas en el jardín, pero se decidió suprimir esta parte cambiando el guión, ya que no se consideró adecuado ni aportaba nada a la historia.

Stuart Gordon iba a ser originalmente el encargado de la dirección, pero debido a una enfermedad tuvo que abandonar el proyecto poco antes de comenzar la filmación. Se contrató a Joe Johnston en el que sería su primer largometraje como director, si bien ya había trabajado anteriormente como productor en "Willow" (1988).

Antes de que Rick Moranis fuera elegido para el papel de Wayne Szalinski, el guión fue escrito con el actor Chevy Chase en mente debido a la popularidad que había conseguido con la comedia familiar "National Lampoon's Vacation" (Las vacaciones de una chiflada familia americana). Sin embargo el actor rechazó el papel debido a que estaba en esos momentos rodando la secuela. También se consideró para el personaje principal a John Candy y aunque tampoco aceptó, fue quien sugirió al director contratar a su amigo Rick Moranis, con quien había trabajado poco antes en "La loca historia de las galaxias" (Spaceballs).

Efectos especiales de Cariño, he encogido a los niñosCon una gran influencia del clásico de 1957 "El increíble hombre menguante" (The Incredible Shrinking Man), antes de comenzar oficialmente el proyecto hubo que hacer una prueba de los abundantes efectos especiales artesanales que se utilizarían en el film y convencer así a Disney para dar luz verde al proyecto.

Se contrató a Thomas G. Smith, de la conocida compañía de efectos visuales Industrial Light and Magic, para que filmara alguna secuencia con los niños reducidos de tamaño trepando al envoltorio de un caramelo o montando una hormiga. El resultado convenció a los Estudios y el rodaje de Cariño, he encogido a los niños comenzó el 20 de enero de 1988, alargándose hasta julio.

Gran parte de la película se filmó en los Estudios Churubusco Azteca en Ciudad de México, muy conocidos por ser el set de rodaje de grandes producciones como "Dune" (1984) o "Licencia para matar" (1988). También se filmaron varias escenas en localizaciones de Los Ángeles como Beverly Hills (California), en San Diego y en Vancouver (Canadá).

Cariño, he encogido a los niños detrás de las cámarasLa construcción de los enormes decorados y los efectos especiales se llevaron gran parte del presupuesto de la película, establecido en 18 millones de dólares.

La urbanización donde se desarrolla gran parte de la trama se construyó por completo en los Estudios Churubusco de México para el film, incluyendo las casas e incluso la iglesia. Antes de comenzar la filmación, la productora original del film Doric Films, había tomado varias fotografías de casas en una urbanización de Coronado, California, con la intención de filmar allí. Sin embargo se vendieron los derechos a Disney, y los productores decidieron recrear parte de la urbanización en los sets de rodaje de México.

Se utilizaron enorme pantallas azules (Blue Screen) combinadas con decorados gigantescos para crear el efecto dimensional deseado, como el césped del jardín, que debía simular una altura de 12 metros para los protagonistas y se fabricó con espuma de poliuretano. Un jardín inglés ubicado en la parte trasera del estudio sirvió para ambientar estas secuencias, ubicando las casas estratégicamente alrededor del jardín para ocultar los edificios del estudio que se veían de fondo.

También se fabricaron varios objetos a una enorme escala, con un bol de cereales que se rellenó con 60.000 litros de leche artificial y gigantescos "Cheerios", o una galleta gigante cuya crema era auténtica.

La abeja gigante de Cariño, he encogido a los niñosPara crear el efecto de los insectos gigantes el proceso fue similar, fabricando una enorme abeja y una hormiga más pequeña controlada por control remoto, utilizando modelos a escala en miniatura de los niños para crear el efecto visual.

Por último se fabricó además una enorme hormiga mecánica que requería una docena de operarios para poder manejarla. La hormiga se construyó con espuma de látex y pelo de caballo, utilizándose principalmente en las secuencia de "Stop Motion" en las que los niños montan encima del insecto.

Para ser prácticos y reducir costes, en algunos escenas se recurrió a trucos de cámara como la perspectiva forzada, dando así la apariencia a los objetos de ser más grandes. Primero se filmaron las escenas que involucran a los personajes adultos, y posteriormente las escenas con efectos visuales en las que participaban los niños con los sets de gran tamaño. Posteriormente se combinó los mundos de tamaño normal y en miniatura con las pantallas azules y se utilizó VistaVision para la filmación de los efectos visuales.

La película Cariño, he encogido a los niños se estrenó en los cines de Estados Unidos el 23 de junio de 1989, convirtiéndose rápidamente en un increíble éxito de taquilla. Su recaudación mundial superó los 220 millones de dólares, siendo una de las películas de Disney comercialmente más exitosas de la historia. El film recibió además buenas críticas y ganó varios premios internacionales de cine por sus excelentes efectos especiales.

La atracción Cariño, he encogido a los niños de DisneylandSu éxito llevó a Disney a lanzar en 1992 la secuela "Cariño, he agrandado al niño" (Honey, I Blew Up the Kid) que gozó de un relativo éxito aunque mucho menor que el film original, y en 1997 se lanzó la secuela "Cariño, nos hemos encogido a nosotros mismos" (Honey, We Shrunk Ourselves) que apenas tuvo repercusión.

La franquicia incluye además varias atracciones basadas en la película instaladas en parques temáticos como Disneyland, Tokyo Disneyland y Disneyland Paris y el programa de televisión "Honey, I Shrunk the Kids: The TV Show" que estuvo en antena durante tres temporadas.

Como última curiosidad, el éxito de la película no se tradujo en un éxito profesional para los jóvenes actores. Robert Oliveri y Jared Rushton, que interpretaron a los jóvenes Nick Szalinski y Ron Thompson, respectivamente, dejaron de actuar en la década de 1990. Lo mismo ocurre con Amy O'Neill, cuyo único papel importante fue en "White Wolves: A Cry in the Wild II" (1993). Únicamente Thomas Wilson Brown, quien interpretó a Little Russ Thompson, continúa apareciendo en películas y programas de televisión, aunque solo esporádicamente.

Fotografías del rodaje, el "cómo se hizo" de Cariño, he encogido a los niños:

Cariño, he encogido a los niños detrás de las cámaras

Cariño, he encogido a los niños detrás de las cámaras

Cariño, he encogido a los niños detrás de las cámaras

Cariño, he encogido a los niños detrás de las cámaras

Cariño, he encogido a los niños detrás de las cámaras

Cariño, he encogido a los niños detrás de las cámaras

Cariño, he encogido a los niños detrás de las cámaras

Cariño, he encogido a los niños detrás de las cámaras

Cariño, he encogido a los niños detrás de las cámaras

Cariño, he encogido a los niños detrás de las cámaras

Cariño, he encogido a los niños detrás de las cámaras

Cariño, he encogido a los niños detrás de las cámaras


Póster película Cariño, he encogido a los niños

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Películas de culto